Jame Day

Me apasiona

Jame Day

Pedagogo musical interesado en #elearning y #mlearning aplicado a la música. Profesor de piano y youtuber a ratos. Fundador del blog @appsparamusicos
Doctorando en TICs aplicadas a la docencia musical.

Me

Habilidades profesionales

Ejerzo mi labor como profesor de piano, pero me gusta compaginar la educación musical con otras disciplinas, especialmente la audiovisual.

Educación Musical
Piano
Tecnología educativa
Fotografía y vídeo

Educación y Pedagogía

Accede a recursos para maestros y alumnos, reflexiones, análisis de las últimas metodologías, consejos para buenas prácticas y un sinfín de contenidos que buscan la reflexión y mejora de la enseñanza.

Tecnología educativa

Aprende a utilizar las nuevas tecnologías en el aula de música, instrumento o lenguaje musical. Saca el máximo partido a tu smartphone, ordenador o tablet; transforma tus clases y motiva a tus alumnos hablando su mismo idioma.

Contenido audiovisual

La imagen hoy en día lo es todo. Un contenido 'cutre' de tu trabajo puede quitar valor a tu calidad como músico. Aprende a hacer grabaciones, fotografías y vídeos de alta calidad para que tu caché como artista crezca como la espuma.

Marca personal

Si quieres que los años y horas de estudio se reconozcan es hora de destacarse en internet. Crea una marca personal potente y haz de tu nombre se convierta en un referente en tu disciplina.

Viralízate

Si tus grabaciones o vídeos sólo reciben unos pocos cientos de visitas necesitas conocer el secreto de lo viral. Encuentra conmigo ideas y haz que tu música dé la vuelta al mundo.

Asesoría

Consúltame cualquier duda que tengas sobre música, tecnología educativa, marca personal o redes sociales. No te cortes ¡deja tus mensajes y juntos intentaremos buscarle solución!

0
Youtube

(¡nuevo canal próximamente!)

0
twitter
0
facebook
0
instagram
  • Youtube y la técnica musical.



    ¡Hola amigos! 

    Continuamos con las reflexiones, esta vez sobre música, interpretación, pedagogía y tecnología. Puede decirse que encontramos todos los aspectos que me interesan recogidos en una misma entrada.  ¡Me encanta!

    Esta reflexión ha nacido por la lectura del imponente libro de referencia "Historia de la técnica pianística" donde Luca Chiantore, su autor,  destina a modo de conclusión una interesantísima parte destinada a la pedagogía pianística y al patrimonio que los grandes intérpretes nos dejan. En ella afirma lo siguiente:

    "Las grabaciones ilustran mejor que cualquier texto teórico la variedad de opciones técnicas y estéticas que pueden encerrarse en la ejecución de cada obra (...). Es posible hablar incluso de «tendencias» y de «modas» (...).

    Durante todo este interesante libro, Chiantore analiza la técnica y los movimientos que han ejecutado los pianistas a lo largo de la historia. Compara los grandes movimientos verticales de brazo de pianistas antiguos como Moisewitsch o Rubinstein con el uso percutivo de Ashkenazi o Perahia. Sin embargo, afirma que los grades pianistas de hoy en día no presentan una técnica concreta y claramente marcada.

     Movimiento vertical del brazo en Arthur Rubinstein 

    Movimiento vertical del brazo en  Murray Perahia

    Esto quiere decir, hoy en día se ha abandonado lo que anteriormente se conocía como escuelas pianísticas. Antiguamente se diferenciaba en seguida el pianista que se había formado en la escuela rusa del que lo había hecho en la francesa o la alemana. Hoy en día, gracias a la globalización, todos los grandes pianistas han crecido con una formación muy similar, interpretan el mismo repertorio, e incluso tocan en las mismas salas de concierto con exactamente los mismos pianos. 

    Pero dice el autor,  lo importante no es la técnica (el cómo tocan) sino el cómo estudian, y es que todos los grandes pianistas guardan algo en común: el estudio consciente. Lo que ha hecho colosales a estos brillantes pianistas no es ni su técnica ni la escuela pianística a la que pertenecían. En todos ellos ha habido diferencias con respecto a su época, su formación e incluso su fisionomía.

    Lo que les ha hecho destacables, y en lo que han convergido todos, es que han desarrollado una carrera pianística basada en un análisis profundo de su propia técnica desde la autoobservación y la autoescucha. A este mismo punto es donde quería llegar para introducir el concepto tecnológico.

    Las palabras que anteriormente citaba de Chiantore aludían a las grabaciones sonoras, sin embargo, el vídeo supone un recurso gráfico excelente para estudiar en profundidad la técnica de los grandes intérpretes. Extrayendo de ellos GIFs como los presentados más arriba se puede extraer  información exactísima (segundo a segundo) sobre la posición del cuerpo, brazo, antebrazo y dedos de grandes maestros.

    Algunos sabéis que tengo además de esta web el blog de Apps para músicos, y que allí defiendo a ultranza la inclusión de las nuevas tecnologías en la formación musical. En varias ocasiones he comentado la importancia que tiene grabarse tanto auditivamente como en vídeo para realizar una análisis de lo que estamos tocando. En este vídeo (en inglés) la pianista Valentina Lisitsa habla del mindful practice, que en español se traduce como el estudio consciente, que es básicamente la importancia de escucharse al estudiar:



    Pero esta vez quiero ir más allá, ya es que realmente podemos grabarnos a diario, vernos y escucharnos un millón de veces, pero si no tenemos un objetivo claro de lo que queremos hacer, es decir, del resultado técnico y sonoro que buscamos, grabarse resultará inútil.

    Chiantore también menciona esta idea llamándole «imaginación musical». Entendemos por esto la visualización sonora de lo que queremos hacer antes de hacerlo. Para un estudiante en periodo de formación es realmente difícil tener esta claridad, por ello será de vital importancia que los alumnos tengan en mente referentes visuales y auditivos de la técnica de su instrumento para saber cómo ejecutar ciertos pasajes. Youtube se convierte sin duda alguna en la mejor plataforma para recibir este tipo de masterclasses, y además está al alcance de todos.

    Si compartes este punto de vista y te gustaría llevar esta forma de estudio a tu aula, una buena manera es crear un repositorio de audios, vídeos y GIFs para el aula de instrumento, donde presentes apuntes sobre técnica a tus alumnos, ya no sólo con explicaciones escritas y auditivas, si no también visuales (como bien dicen, una imagen vale más que mil palabras).

    Para ello me gustaría recomendaros la plataforma gratuita Giphy, que puede generar GIFs a partir de vídeos de Youtube y Vimeo, las plataformas principales de vídeo online. Basta con copiar y pegar la dirección del vídeo de la que queremos extraer un GIF y la plataforma nos lo generará, permitiéndonos elegir el segundo exacto en que lo queremos comenzar y la duración del mismo.

    La generación de estos recursos nos permitirá abordar la enseñanza y el aprendizaje instrumental desde un plano completamente diferente. Esto es: únicamente si los alumnos adquieren consciencia de los movimientos que deben realizar en un pasaje concreto, podrán ejecutarlos de manera consciente y por tanto interpretarlos desde una base técnicamente justificada

    Os animo a todos a elaborar vuestra "base de datos" de movimientos técnicos de vuestro instrumento.  Si la creáis y queréis compartirla con los demás lectores no dudéis en dejar la dirección web en los comentarios. Yo voy a empezar la mía, ya os iré contando. :) 

  • Fotografías a Óscar Vaquerizo, director.

    ¡Hola amigos!

    ¿Cómo va el comienzo de mes? Si, sé que hace tiempo que no publico por aquí y que aparentemente estoy saltando mi promesa de repriorizar, pero nada más lejos de la realidad! Estos días, aunque no he estando escribiendo he estado haciendo otras muchas cosas que disfruto, entre ellas la sesión de fotos que quiero enseñaros hoy. ¡Qué mono tenía de retomar esta pasión!

    El invitado al estudio esta vez ha sido Óscar Vaquerizo, un joven director y pianista muy prometedor, que ya comienza a despuntar en el panorama internacional, discípulo directo del Maestro Yaron Traub y actual director de la Sociedad Musical dels Orriols. Con él que pasé unas horas realmente agradables. Aquí os dejo algunas de las fotografías que resultaron de su visita. ¡Gracias Óscar, ya sabes dónde tienes tu casa!
  • ¿Y quién eres tú para decirme qué hacer con mi hijo?


    Aunque soy joven llevo ya bastantes años trabajando en la docencia. Supongo que como muchos de vosotros, comencé dando clases particulares de adolescente para sacarme lo justo para mis caprichos del fin de semana. Luego estuve 5 años trabajando en una guardería y finalmente entré como profesor de piano en mi puesto actual.

    Desde que era adolescente no he dejado nunca la enseñanza, afortunadamente. En todos estos años como profesor me he topado con diferentes niños de características muy diversas. Los ha habido muy simpáticos, muy... dejémoslo en menos simpáticos; extremadamente formales y auténticos maleducados; afectuosos o distantes... ¡de todos los colores!

    Como muchos de mis colegas, tener una realidad tan variada en el alumnado me ha permitido ver y comparar muchos patrones de comportamiento. Esto hace que en muchos casos los profesores saquemos conclusiones, digamos que formemos nuestra propia "estadística" (nada científica) de cosas que están bien y cosas que no están bien al educar a un hijo. 

    No soy padre, y sé que más de uno/a me sacará a la palestra a decirme lo que enuncia el título de esta entrada: ¿Y quién eres tú para decirme qué hacer con mi hijo?

    Me gustaría responder a esta pregunta porque estoy convencido de que más de un profesor la ha escuchado más de una vez. Yo no soy nadie más que un profesor. Esto se traduce, en la mayoría de los casos, en ser alguien a quien le apasiona la educación.

    Un docente es aquél que desde que se levanta hasta que se acuesta piensa en cómo educar, que se informa, lee y reflexiona a diario sobre educación y que dedica las mismas horas que tú a tu trabajo única y exclusivamente al ámbito de la educación. ¿Es entonces un profesor alguien que pueda recomendarte qué hacer o no hacer con tu hijo? Decide tú mismo.

    Un docente es aquél que desde que se levanta hasta que se acuesta piensa en cómo educar.

    Me resulta muy curioso cómo la gente necesita la opinión de profesionales o expertos para todo (con expertos me refiero a gente con experiencia, no necesariamente tienen que dedicarse a ello profesionalmente).

    Consultamos a nuestros amigos runners cuáles son las mejores zapatillas para salir a correr, al amigo informático le pedimos que nos eche una mano para elegir un buen ordenador que comprar y al electricista que nos revise la instalación de la casa. Al amigo abogado le consultamos sobre leyes y al que sabe inglés le consultamos traducciones.

    Sin embargo nadie le pide consejo u opinión a los profesores para educar a sus hijos. Hay una especie de sensación de suficiencia a la hora de educar bajo el argumento "¿Quién mejor que yo va a saber qué es lo mejor para mi hijo?"


    Hay una especie de sensación de suficiencia a la hora de educar bajo el argumento "¿Quién mejor que yo va a saber qué es lo mejor para mi hijo?"

    Caer en esta idea es una falacia enorme, precisamente por lo que comentaba más arriba.  Los profesores pasamos una importante parte del día (el horario laboral los que menos) rodeados de niños de toda índole, en diferentes estadios del desarrollo y año tras año reflexionamos en cómo optimizar nuestra intervención sobre ellos. Esto nos convierte, lo queramos o no, en expertos indiscutibles en educación.

    Está claro que ser padre es hacer un master "a la fuerza" sobre cómo criar a un niño, y que una cosa es educar durante 8 horas y otra durante 24 horas. Pero creedme, pensar a diario las estrategias que mejor funcionan en cada niño para sacar una sonrisa, evitar un llanto o redirigir una mala actitud (ésto año tras año y con niños que cada uno viene de su padre y su madre, nunca mejor dicho) es como hacer varios masters, doctorados y súper-postgrados en educación.

    Con esto vengo a decir: no veáis al profesor como un contrarioLos padres y los profesores nadamos en el mismo sentido: una educación de calidad.¡No somos enemigos! Somos aliados, queremos un futuro prometedor para vuestros hijos. No os ofendáis si os sugerimos cambios en la educación de vuestros hijos, no lo toméis como algo personal. Si el profesor os hace una sugerencia tenedla en cuenta, pues posiblemente lo diga para evitar errores futuros que ya ha advertido en otros casos similares. Esto no quiere decir que se haga caso ciegamente a todo lo que dice el profesor, pero sí que se tenga en cuenta y se reflexione el porqué de ese comentario


    Los padres y los profesores nadamos en el mismo sentido: una educación de calidad.¡No somos enemigos!

    Hasta aquí la reflexión de hoy. Para acabar me gustaría compartir con vosotros el siguiente vídeo que se ha viralizado por internet donde un padre corrige de forma magistral un berrinche de la hija. Hay quien lo critica porque dice que le está humillando. No puedo estar más en desacuerdo. Hablar con seriedad a un niño no es humillar. Hay que hablarles con franqueza sobre las consecuencias que tienen lo que hacen. No siempre se les puede hablar con voz aguda y con ositos de gominola en la boca. Lo mejor en estos casos: mantener la calma, hacerles entrar en razón y hacerles sentir nuestro cariño.

    Bravo por este padre.


  • Plan de entrenamiento para combatir la estupidez humana.


    El estadio está expectante. Irrumpe el silencio y con todos los ojos clavados en el ring solo se escuchan los jadeos de los rivales.

    Por un lado, de aspecto basto y rudo, la ESTUPIDEZ escupe sangre. Con peso muerto de unas cuantas toneladas, es una brutal triunfadora. Omnipresente (y parece que en expansión), procede directa de las tierras de la barbarie. Creativa hasta la inconsciencia, es capaz de dejarnos siempre boquiabiertos y sin palabras, especialmente desde la llegada de unos entrenadores sin igual: los reality shows y los retos virales. Es la maestra en golpes duros como el balconing, el coma etílico o la sobredosis

    Por el otro, con cara amigable (aunque ya estropeada) se resiste la EDUCACIÓN. Normalmente infravalorada, lleva siglos intentando demostrar su fuerza y firmeza, pues dicen que bien entrenada puede cambiar la historia e incluso el mundo. Nacida en el seno familiar, perfecciona su entrenamiento bajo la dirección de grandes maestros, libros y sesiones intensivas de cultura. Sus golpes más duros son la personalidad, el criterio y la sensibilidad.


    Estamos a mitad combate, y yo con los ojos como platos. Acaba de haber un golpe atroz, me ha dolido hasta a mí. La ESTUPIDEZ ha hecho lo que se conoce como un "reto viral". Hay algunos que son inofensivos, pero este ha ido demasiado lejos. Le llaman Hot Water Challenge, lo que en español sería el "Reto del agua caliente". Consiste en echarse (o echarle a otro) un cazo de agua hirviendo por el cuerpo, a poder ser mejor por la cara.


    Las consecuencias son evidentes: quemaduras de 3er grado, ceguera e incluso la muerte. Por lo visto pese a su peligro es una práctica que se ha extendido mundialmente, y cada vez son más los jóvenes que lo practican. Cuando he visto este golpe a mitad combate no daba crédito. Pensaba que la EDUCACIÓN tenía alguna opción de ganar, pero esto ha mermado gran parte de sus cualidades. Es incuestionable que la ESTUPIDEZ está ganando la batalla.


    ES HORA DE ACTUAR. Como implicado (llevo años afiliado al equipo educativo) me pregunto qué puedo hacer por mejorar esta difícil situación. Por lo visto la atacante cada vez está ganando más y más animadores, que gritan más fuerte y ensordecen mis oídos. A nuestro equipo el gritar no nos sirve. Hay que pensar otra estrategia. Por ello he diseñado este "Plan de entrenamiento para combatir la estupidez humana".


    PLAN DE ENTRENAMIENTO
     PARA COMBATIR LA ESTUPIDEZ HUMANA

    1. CALENTAMIENTO: INFORMARSE


    Cuando te levantes por la mañana calienta motores informándote. Ver el telediario o leer la prensa es una buena manera, pero como casi siempre tratan los mismos temas  (fútbol, política, sucesos trágicos, más fútbol y diez segundos de cultura para cerrar) . Por ello es recomendable acudir a otras fuentes de información, y si son seleccionadas por ti mejor. Te recomiendo utilizar plataformas en las que puedas suscribirte a los contenidos que te interesen como Youtube (para seguir vídeos), Feedly (para seguir blogs) o Twitter (para seguir personas).

    Si estás cansado de tanta noticia catastrófica (ojo, tampoco hay que olvidarlas porque son la realidad en la que vivimos y debemos ser conscientes de ello) te recomiendo la página "Son buenas noticias", donde informan a diario con noticias positivas.

    Si eres padre/madre o maestro comienza el día informando a tus hijos o alumnos de alguna noticia que consideres importante compartir. Esto no solo les informará sino que dará paso al siguiente paso: la reflexión.

    2. ESTIRAMIENTOS: REFLEXIONAR

    Cuando vemos a gimnastas o bailarinas poner su pie junto a la oreja no podemos dejar de maravillarnos. Dicen que lo consiguen con mucha práctica y acostumbrando a los músculos a estirarse desde edades muy tempranas.


    Pues aunque es invisible a la vista el cerebro puede hacer cosas similares, es decir, con práctica puede ser ultraflexible. Esto nos permite, entre otras cosas, tener menos discusiones, reducir la violencia, desarrollar la empatía o reducir el miedo a lo desconocido.

    Como las gimnastas, cuanto más pequeños empecemos este entrenamiento mejores resultados obtendremos. El ejercicio es muy sencillo, y se llama reflexión. Si eres padre/madre o profesor pregunta a tus hijos o alumnos su opinión sobre cuestiones polémicas o controvertidas socialmente. Empieza por las más sencillas.

    Las guerras, el racismo, la homosexualidad, la transexualidad, el movimiento feminista (que exige igualdad entre hombres y mujeres), el maltrato animal, los derechos humanos, la vejez, las enfermedades, el terrorismo, el miedo a la muerte, para qué sirve el arte... hay un sinfín de temas con los que puedes invitar a reflexionar a los pequeños (y a los mayores).

    3.  A SUDAR: HAZ DEPORTE



    Vivimos rodeados de toxinas. Las hay en alimentos, en el aire, en las bebidas... ¡Es una locura! 
    Además estas toxinas deterioran los órganos y ralentizan el flujo de sangre, haciendo que nuestro cerebro funcione más lento. Sin embargo no hay de qué preocuparse, nuestro cuerpo está preparado para liberarlas de forma natural, y lo hace gracias al sistema linfático

    Nuestro cuerpo tiene la misma cantidad de linfa que de sangre, pero, a diferencia del sistema circulatorio que tiene el corazón, el sistema linfático no tiene una bomba que transporte la linfa por el cuerpo. ¿Cómo se transporta entonces? Gracias a la contracción muscular, la cual se ve estimulada siempre que hacemos deporte.

    Si eres padre/madre o profesor haz que tus hijos o alumnos hagan deporte. Esto les ayudará a eliminar toxinas y despejará su cuerpo haciendo que sus órganos (incluido el cerebro) estén más ágiles. Y por si todo esto fuera poco, desarrolla las habilidades sociales y el sentimiento de grupo de una forma impresionante.




    4.   10'  DE LECTURA DIARIA



    La lectura es el "mi mamá me mima" de la educación. Es el primer paso, y podemos llevarlo desde los primeros años de vida. Es necesario hacer una llamada global a los libros para que vengan a rescatarnos. Leyendo podemos ampliar nuestros conocimientos en cualquier materia, vivir la vida de otros en primera persona y sentirnos acompañados cuando estemos solos.

    Si eres padre/madre o profesor habitúa a tus hijos o alumnos a leer diariamente, preferentemente a la misma hora (por ejemplo justo antes de dormir), todos los días del año (por poco que sea, aunque sean diez minutos). No solo crearás en él un hábito si no que cultivará empatía, curiosidad y conocimiento.

    5. DOSIS SEMANAL DE ARTE



    El arte es fundamental para entender que la reflexión trasciende. Las obras de arte siempre parten de una reflexión profunda. El artista es de por si un filósofo que se plantea la vida desde una perspectiva muy personal e intenta reflejarla en sus obras, bien sea para compartirlas con el resto o simplemente como una necesidad de desahogarse.

    El arte nos permite conocer la evolución de una cultura, de una sociedad. Nos permite contemplar el paisaje que va desde la prehistoria hasta nuestros días, y nos confiesa (como un amigo que se va de la lengua) la forma que tuvieron de pensar y de vivir los griegos y los romanos, los barrocos o los burgueses, y nuestros padres y abuelos.

    Si eres padre/madre o profesor puedes establecer un día de cultura a la semana. Los viernes suele ser un buen día para ir al teatro, al cine, a un museo o a un concierto. Si piensas que eso es de ricos cambia de parecer. Seguramente en tu ciudad hay muchos eventos culturales gratuitos que desconoces. Consulta en google "Agenda cultural _____" con el nombre de tu ciudad y seguro que te aparecen una gran variedad.

    Si no puedes salir de casa también podéis participar del arte haciendo vuestras propias obras: improvisar un teatro, hacer manualidades, pintar cuadros, escribir poemas... ¡la imaginación no tiene límites!

    Con este plan de entrenamiento estoy convencido que ganaremos el próximo duelo. ¿Me ayudáis a extenderlo? Aquí os dejo una infografía que lo resume:


  • ¿Empezamos el curso sin caer en los errores de siempre?



    Llegó Septiembre.

    Y con él, el curso en que te vas a sacar títulos de idiomas, estudiarás, harás deporte a diario, comerás sano, trabajarás de forma organizada, serás un empleado ejemplar y además sacarás tiempo para tus aficiones, familia y amigos. ¿Imposible?

    Yo lo di por imposible hace años. Al menos estos últimos en los que estudié la carrera y trabajaba. Tras múltiples intentos fallidos de cumplir esas y muchas otras promesas, este curso pasado he conseguido vislumbrar en qué había fallado. No era una cuestión de hacerme malos horarios. Tampoco era una cuestión de estar demasiado ocupado con los estudios (que lo estaba). Era una cuestión de dejadez, olvido de que hay algo más allá.

    Todos los años me pasa lo mismo. Quiero hacer mil planes, pero al final sólo consigo cumplir algunos (siempre académicos), y desanimado acabo dejando de lado cosas importantísimas para mí como el deporte, la salud, los amigos o la familia. Este año he querido frenar en seco y preguntarme: "¿Porqué siempre comienzo el curso tan motivado y a los meses me desinflo como un balón?"


      ¿Porqué siempre comienzo el curso tan motivado y a los meses me desinflo como un balón?

    Por fin me he dado cuenta del motivo. Este curso pasado ha sido uno de los más productivos de mi vida. He hecho dos masters a la vez, el fin de semana hacía unos cursos de capacitación de valenciano e inglés, a parte de sacarme sus respectivos títulos superiores oficiales, y por supuesto, trabajaba todas las tardes. Pero ¿qué hay de lo demás? ¿qué pasa con la familia, los amigos o el ocio?

    La respuesta es fácil: todo se ha quedado abandonado, olvidado, cogiendo polvo y con telarañas. El piano se ha quedado mudo, los altavoces secos de música, los libros sin palabras y los amigos lejanos. Con ello no me refiero a que haya dejado completamente de lado mi vida personal y ahora sea un completo desconocido al mundo exterior, pero casi. Mucha gente sigue ahí año tras año porque me quieren, y realmente no les he prestado la atención que merecen. Así que este año me he planteado: ¿Y si empiezo el curso sin caer los errores de siempre?


     El piano se ha quedado mudo, los altavoces secos de música, los libros sin palabras y los amigos lejanos.

    Para ello me he propuesto, entre otras cosas, priorizar, o mejor dicho, REPRIORIZAR de una forma un tanto diferente.  En primer lugar voy a situar lo que me gusta hacer y que lleva tiempo abandonado: mi gente, el blog de Apps para músicos (¡hace más de un año que no subo ningún vídeo!), el deporte, escuchar mucha música, reflexionar y leer. Estas 6 cosas van a pasar del final de la lista al primer puesto.



    AMIGOS + FAMILIA + BLOG  + MÚSICA +  LEER  +  REFLEXIONAR


    Para este último aspecto, el de reflexionar, he comenzado este blog, el propio de mi web personal (¡que también estreno hoy!). Aquí compartiré reflexiones personales como ésta, pero también entradas sobre mis ámbitos de interés: educación, música, tecnologías...

    Con él me quiero forzar a hacer un análisis y comprobar si estoy cumpliendo o no mi propósito. Si veis que escribo por aquí o por mi otro blog es que el balón sigue hinchado. Si pasan meses y no escribo una palabra por ningún sitio... ya sabéis: misión abortada. Habré caído inmerso en los estudios, fallando una vez más a muchas otras cosas fundamentales para ser feliz.

    Tanto si me conoces como si no, gracias por leerme y preocuparte por mi. Si a ti te sucede lo mismo y quieres que este año sea un punto de inflexión te invito a que te unas a mi propósito para que juntos logremos cambiar el chip. Si quieres acompañarme en esta etapa de cambios puedes seguirme por mi página de Facebook, por Twitter y por Instagram. Veamos qué nos depara el nuevo año.

    ¿Empezamos el curso sin caer en los errores de siempre?   :-)




    ¡Suscríbete al blog!

    Entérate de todas las entradas que publico recibiéndolas directamente en tu correo electrónico.

    REDES SOCIALES